Últimos temas
» Secuencias Multitracks Originales - Tema Oficial
Ayer a las 9:40 pm por Esteban Chiari

» Más secuencias
Ayer a las 9:02 pm por jrn55

» Rojo y 24/7 - Rojo
Vie Sep 22, 2017 10:50 am por steve orlando

» Te Alabaré mi buen Jesús - Rojo
Vie Sep 22, 2017 10:45 am por steve orlando

» Cantare de tu Amor - Danilo Montero (Partituras) [Mediafire]
Vie Sep 22, 2017 10:42 am por steve orlando

» Ha Vencido, Ha Triunfado (2005)
Jue Sep 21, 2017 3:01 pm por steve orlando

» Partituras Frozen (Disney)
Jue Sep 21, 2017 11:43 am por FABIAN REYES

» I do Believe - Gaither Vocal Band
Jue Sep 21, 2017 11:11 am por FABIAN REYES

» ¿Has usado Secuencias/Multitracks en tu iglesia?
Miér Sep 20, 2017 1:29 pm por JUANDAVIDER

Página Oficial
Página Oficial
Publicidad
Publicidad


Sanidad del alma.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sanidad del alma.

Mensaje por Pay el Jue Jul 21, 2011 11:24 am

He estado escuchando un programa de radio, q han hablado de la sanidad emocional o sanidad del alma. Desde un enfoque sobre Dios. Cosa que yo estoy d acuerdo pero para los/as q no crean en todo el tema sanidad del alma o sanidad interior y demás aun así es super interesante. A lo que voy, es que he tomado notas de lo que han dicho y quiero compartirlo con vosotros.

Hoy en día hay una visión muy clínica y médica sobre todo lo que tiene que ver con la sanidad emocional pero si vemos más allá vemos que vivimos enfocados en algunas cosas que no son tan importantes y dejamos a un lado prioridades que traen consecuencias, dañándonos unos a otros o incluso a nosotros mismos.
Somos victimas de nuestros propios errores. Esto es un principio actual.

Damos por hecho, cómo se vive en una relación de pareja, damos por hecho como se forma una familia pero nadie nos lo ha explicado. Hay tantas cosas que deberíamos revisar y que nadie nos han enseñado a hacerlo.
Es como cuando revisamos un vehículo. Pues de igual forma deberíamos revisar aspectos de nuestra vida.

También hay veces que nuestras heridas emocionales, no es a causa de los errores nuestros cometidos sino que somos victimas, somos dañados a causa de otros.
Unos sufren por sus errores y otros sufren por horrores de otros y traen a su vida ansiedad, depresiones, heridas...etc.

Es importante analizar e identificar como nos sentimos. Eso se llama inteligencia emocional. Las emociones tienen que estar acordes con el raciocinio, con la mente, la inteligencia, la lógica y también tiene que estar acorde con nuestra forma de vivir.

Las generaciones pasadas casi todas, sobre todo los hombres y hoy en día a veces sigue pasando, nos han castrado emocionalmente (nos educaron con que los hombres no lloran). Nos educaron diciendonos que usemos más el raciocinio que las emociones. Y en verdad debe haber un equilibrio.
Si las emociones, Dios las puso ahí es por algo, para hacer uso de ellas pero de forma equilibrada junto con la lógica.

La gente tiene tantas heridas sin tratar y se ponen las máscaras, se "maquillan" capas y capas para tapar las heridas y no mostrarnos a los demás.
Tanta gente que necesita ser sanada.

Reconciliarnos con Dios y Reconciliarnos con nuestro pasado. Hay personas que (los que creen en Dios), se han reconciliado con Dios. (La provisión que te da Cristo es para una sanidad integral) pero no se han reconciliado con ellos mismos y llevan un lastre de su pasado.

Si sufres algo físico, eso te afecta en el área emocional porque somos una unidad y no se puede separar lo físico del alma.

La gente cristiana tiene una visión de Dios que es igual a un médico de cabecera y piensan que con eso es suficiente, yendo a Dios y creyendo en Dios ya está todo solucionado (es como quien se apunta a sanitas y piensa que con eso ya está todo hecho para curarse) y no enfrentan las heridas que hay. Hay que enfrentarse, destapar las heridas porque sino, puede que la herida se cure mal y una herida mal curada hace sufrir al alma, al corazón.
Si vas al médico y te escayolan, no es suficiente, luego hay que hacer rehabilitación. Pues con el alma es igual. Tenemos que rehabilitar, restaurar nuestra alma para conseguir la sanidad.

Dicen que el tiempo todo lo cura. Eso es un efecto contradictorio. Si tienes una herida infectada, no pienses "de aquí a 15 años, esto se habrá curado solo". Al contrario. A veces el tiempo más bien es peligroso porque empeora la herida, la situación en nosotros. También puede traer confusión porque las aguas vuelven a su cauce pero la herida sigue estando ahí y no está curada. La situación no ha cambiado, sólo que lo vemos de forma diferente, con otro enfoque pero la herida sigue estando ahí.

Una herida en el alma, puede llegar a afectar muchas áreas de la vida.
Puede trastocar tu seguridad y a la hora de tomar decisiones, nos afecta tanto que acabamos tomando las incorrectas por culpa de esa inseguridad q es una consecuencia de un problema mayor, es la consecuencia de una herida sin sanar.

Todo tiene un coste, un precio y a veces no entra dentro de nuestras prioridades pagar ese precio. Sanar el alma tiene un precio: 1º Reconocer que hay un problema. 2º Pedir ayuda. 3º Hacer lo que nos mandan que hagamos..etc. Pero a veces no queremos pagar ese precio y nos acomodamos con la situación que estamos viviendo actualmente, sin darle la importancia real que tiene.

Hay sintomas que rebelan que tenemos el alma enferma. Por ejemplo: en el caracter, el malhumor. El negativismo, el pesimismo, miedos, inseguridades...
Pensamos que somos así por tantos años que hemos llevado tantas heridas.

La gente vive con temor, angustia, ansiedad, ira, sin capaz de canalizar todos esos sentimientos y explota dañando a la gente que más quiere.
Vive con temor al rechazo y eso les produce inseguridades, miedos, bloqueos a la hora de tomar decisiones. Pero a la vez, la gente tiene miedo de hablar estas cosas, de compartir lo que están sufriendo con otras personas porque piensan que les van al llamar locos. Pero realmente todos estos sentimientos, si los analizamos responden a hechos concretos que hemos experimentado y vivido en el pasado, por ejemplo en nuestra infancia.

Tenemos una manera de enfrentar la vida que a lo mejor no son las adecuadas pero ponemos cara de que nada nos afecta y sin embargo por dentro nuestra alma se está pudriendo de tanto dolor, tantas heridas, tantos traumas....etc.

Reconciliarnos con nuestro pasado e incluso con otras personas y esta restauración es a través de la intervención del Espíritu Santo que es nuestro terapéuta.

Realmente para tener todos estos problemas y malos sentimientos o patrones adictivos no necesitamos a Dios. Sólos nos las ingeniamos para tener estas conductas adictivas, autodestructivas, problematicas...etc. Pero para llegar a identificar el raiz del problema y arrancar la raiz, entonces, sí necesitamos a Dios. Necesitamos al gran médico.

El ser humano no hemos nacido con herramientas necesarias para enfrentar las etapas de la vida y hemos usado las herramientas que teníamos que no eran las adecuadas.

Necesitamos:

- Identificar el hecho.
- Ver nuestra parte del prolema. Ver la parte del o que hemos hecho.
- Ver la otra parte contraria del problema.
- Entender que no hemos acudido al super especialista. En vez de ir al medico del alma (Dios), hemos ido al veterinario del alma.

Jesús vino para sanar a los quebrantados del corazón. Jesucristo tiene la capacidad extraordinaria de sanar a los que están enfermos del alma. Jesús nos dice que vayamos a El todos los que estamos trabajados y cargados. El bálsamo para el corazón y el alma es Jesús.

Tenemos conceptos , paradigmas mentales que nos impiden verl as cosas como son. Y nos extrañamos cuando nos pasan cosas que no entendemos. Pensamos que por creer en Dios ya está todo solucionado y no vale sólo con ir al medico. Sino que hay que ir al médico de médicos y no sólo eso sino que también hay que hacer lo que el médico de médicos nos dice. Hacer la rehabilitación correcta, hacer caso de los consejos que Dios nos da).

Hay gente que le das un consejo yno hace caso y entonces el problema se agudiza.

Quien quiere recibir sanidad hay que tener comunión con el médico del os médicos (Dios).

Lo malo, las cosas negativas, se lo podemos entregar a Dios, todo el dolor, toda la desesperación. Y así conseguir desprenderte de eso.

Cuando l poblema se ha enquistado, hay que perdonar a la gente que nos ha hecho daño y a nosotros mismos porque eso desata, sana y libera el alma. La persona que ha sido victima y que sufre busca sanidad a lo mejor a través de recibir justicia. Pero la justicia y la venganza no sana.
Mantenemos heridas abiertas por años solo por el hecho de que: Yo tengo razon!!!... y en verdad el que lleves razón no te sana porque aun cuando llevamos razón nos seguimos sintiendo miserables.

El corazón espera lo mejor, que no nos hagan daño. Pero al victima tiene un 50% de responsabilidad al esperar que nadie l haga daño.
Cuando entiendes eso y entregas el 50% a Dios, podemos traer sanidad al alma.

Otra cosa diferente es decir: estoy herido/a.... Y en verdad es el orgullo lo que está herido. Eso no tiene nada que ver con haber sufrido.

No hay garantías, al contrario hay que garantizar que seremos heridos, que hablaran mal de nosotros, que nos trataran mal porque así es esta sociedad.
Pero lo que sí hay garantías es d que Dios nos va a ayudar a sanar nuestra alma si reconocemos que estamos mal. Eso sí es una garantía.

El ser humano necesita entender las cosas.
Si identificamos la raiz del problema, tenemos el 50% de la sanidad.
Hay que ser humildes, reconociendo que hay un problema. Darnos tiempo.
E ir al lugar idóneo para recibir sanidad.

El favor, la gracia, la misericordia y la compasion de Dios nos ayuda a sanar el alma.
No dudemos en reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestro pasado, con los demas, con Dios, y así poder vivir plenamente.
avatar
Pay
Tañedor
Tañedor

Femenino Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 20/05/2010
Localización : España


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.